La administración pública como cliente

El conjunto de administraciones públicas y de empresas dependientes del sector público constituyen el mayor holding empresarial de nuestro país con un total de 18.850 entes y más de 70.500 millones de euros en gasto anual, de los cuales, 18.000 millones corresponden a la ejecución de obras e infraestructuras y el resto, más de 52.500 millones de euros, a la adquisición de bienes y servicios*.

A nadie se escapa, por tanto, que el poder de compra de las administraciones públicas no debería pasar por alto para ninguna empresa ni profesional que esté interesado en hacer crecer su negocio e incrementar su cartera de clientes.

A menudo las empresas, especialmente las pymes, no se plantean la posibilidad de contratar con la administración por diferentes factores: desconocimiento, falta de información, recelo, etc. No obstante, contratar con la administración no plantea diferencias sustanciales con respecto a hacerlo con el sector privado y tiene ventajas importantes, como, por ejemplo, un menor esfuerzo comercial o un conocimiento previo de los períodos de pago que en muchos casos son inferiores a los 30 días.

En próximas entradas iremos desentrañando “los misterios” de contratar con la administración pública con el objetivo de que cualquier pyme o profesional pueda acceder a los contratos públicos.

* Fuente: Intervención General del Estado. “Contabilidad Nacional. Cuentas de las administraciones públicas. Informe Anual 2013”.